Recuperar GRUB 2 tras instalar Windows

Recuperar GRUB 2 tras instalar Windows

Un cargador de arranque es un programa diseñado para cargar todo lo que el sistema operativo necesita para funcionar. Se instala en el MBR (Master Boot Record) que ocupa los 512 primeros bytes del disco duro en la mayoría de los casos y es lo primero en ejecutarse al arrancar un ordenador. Existen varios tipos y modelos de gestores de arranque. Entre ellos cabe destacar: LILO(LInux LOader), GRUB(GRand Unified Bootloader), GAG(Gestor de Arranque Gráfico), etc.

Existe un "serio" problema cuando, teniendo Linux instalado en una partición (o disco duro) de nuestro disco duro instalamos un sistema operativo de Microsoft en otro disco o partición. Ya que éste instala su propio gestor de arranque que sobreescribe cualquier otro existente sea LILO, GRUB, GAG, etc, siempre nos cambiará el gestor de arranque existente por el suyo propio que, por defecto, sólo detecta particiones Windows, por lo que "no podremos" acceder a nuestra partición Linux previamente instalada. Cosa que no sucede al contrario, casi todos los demás gestores por no decir todos, detectarán tanto particiones Linux como Windows y demás sistemas operativos.

Aquí veremos como recuperar el gestor de arranque "GRUB 2" instalado por defecto en distribuciones Linux basadas en Debian. Para ello necesitaremos un "Live CD" de alguna distribución Linux, en el ejemplo utilizaremos Finnix. Es importantísimo tener en cuenta que necesitamos un live cd Linux con la misma arquitectura que el sistema operativo Linux instalado, es decir, si tenemos instalado (y queremos recuperar) un Linux de 64 bit, necesitamos un "Live CD" también de 64 bit, ya que sino dará error y no podremos recuperarlo hasta que lo hagamos con el "Live CD" correspondiente.

Creo que cualquiera que lea esto es capaz de arrancar el equipo desde un CD Live, en caso contrario simplemente has de buscar en tu buscador preferido cómo modificar el orden de arranque del equipo en la BIOS, una tarea muy sencilla al alcance de cualquiera que no nos vamos a detener a explicar, al menos en esta entrada.

Una vez hayamos arrancado el equipo con el "Live CD" (en este caso Finnix como ya hemos dicho), seguimos estos "7" sencillos pasos (como super usuario):

1.- Creamos un directorio llamado "linux" en la raíz del sistema:

mkdir /mnt/linux

2.- Localizamos la ubicación dónde está instalado nuestro GRUB, normalmente la primera partición en la que está instalado Linux. Para ello:

fdisk -l

fdisk -l

3.- Una vez tenemos localizada la partición dónde está nuestro Linux instalado (con ello el GRUB), la montamos en la carpeta creada anteriormente:

mount /dev/sdaX /mnt/linux

(Dónde "X" es el número de la partición dónde se encuentra nuestra primera partición primaria que contiene el sistema operativo Linux)

4.- Ahora montamos la partición "proc":

mount -t proc /proc /mnt/linux/proc

5.- Montamos la partición "dev" que contiene la información de nuestros dispositivos:

mount –bind /dev /mnt/linux/dev

6.- Y enjaulamos las particiones montadas para que todo comando ejecutado a partir de este momento se aplique sobre el directorio enjaulado:

chroot /mnt/linux

7.- Y por último instalamos el GRUB para la partición sobre la que operamos actualmente:

grub-install /dev/sdY

(Dónde "Y" es el disco (hda, sda… no la partición) en el que queremos instalar el GRUB)

Y eso es todo, de esta forma tan sencilla recuperaremos el GRUB después de haber instalado Windows, de manera que a partir de ahora podamos iniciar sesión en el sistema operativo que más nos convenga escogiéndolo en el arranque.

Puedes seguir el proceso en vídeo. Puedes saltar directamente al minuto 8:18 si tu intención es simplemente ver el proceso de recuperación del GRUB 2:

Relacionado: